Conectarse

Recuperar mi contraseña

Haz clic aquí para ver los afiliados de Harry Potter Fans

Despacho del encargado: Kamijo Black ☽

Ir abajo

Despacho del encargado: Kamijo Black ☽

Mensaje por Kamijo Black el Sáb Dic 04, 2010 6:34 am

No hace mucho había sido escojido como el encargado de la oficina contra el uso indebido sobre la Magia. Sin duda alguna uno de los trabajo más feroces y complicados hoy en día, teniendo en cuenta la cantidad de inseguridad y desorganización mágica que gracias al ministerio de mágia, ha sido calmada. Aún podía recordar sucesos historicos de mi infancia, que hacían ver el mundo totalmente descontrolado y comparado a como es ahora, vulgarmente se le llamaría tranquilidad. Era observado por algunas señoritas de toda la primera planta, mientras que organizaba un poco de papeleo antes de llegar al segundo piso. No pude evitar tomar alguna con delicadeza y seducirla con una sonrisa, pero en estos momento me sentía algo alterado, talvez el trabajo me tenía así. Al terminar con lo hecho en la primera planta, me tomé la molestia de caminar hasta el ascensor del ministerio. Me topé con varios hombres que se dirijían hacia el segundo piso y al verme solo pudieron dar una señal de respeto y un discreto saludo. No le presté mucha atención a las personas que allí se situaban. El segundo piso era bastante ordenado, pues era el lugar donde se encontraba el departamento de seguridad mágica, donde se encontraba el Cuartel
general de Aurores, los Servicios Administrativos de Wizengamot y por supuesto, la oficina contra el uso indebido de la Magia. Todos ellos bastante importantes para el bien de los seres mágicos, tanto como el bien de los Muggles. Recordaba que la zona a la que debía presentarme era al fondo desde donde me encontraba. En ese lugar fuí saludado por varias personas y hacía que la mayoría de las mujeres se desmayaran, pero obviamente era su deber seguir trabajando por lo tanto era primordial levantarse. Aunque el trabajo era mucho, veía mucha tranquilidad en los trabajadores. Prefirí no gastar mi voz para dar indicaciones, por lo que entré a mi despacho, donde buscaría discretamente a mi secretaría, pues me había encargado de que fuese una mujer. Le dí mis indicaciones, y esta parecía no caer en mi "hechizo" de seducción. Así era mejor, pues se notaba gran espiritu de trabajo en ella y no interrumpiría nuestro trabajo, pero obviamente en momentos de descanso no dudaría en seducirla. Me posicioné en una gran silla que estaba cercana al escritorio, donde descansé un rato y recosté mi cabeza pensando en unas cosas que me tenían inquietado. Sin lugar a dudas, dentro de mi pensamiento, podía escuchar el bullicio formado por los trabajadores del ministerio y obviamente, la secretaria estricta.
Ahora que lo pensaba, mi vida ha sido dura dentro del ministerio, pues demostré gran capacidad, pero el trabajo era inmenso. Ser líder de un departamento en el ministerio, talvez calmaría un poco ese labor, aunque lo dudaba mucho según este comienzo. Montañas de papeles blancos llegaban hasta mí, seguramente debía darles mi aprovación. Era un mal comienzo, por lo que simplemente me dispuse a sacar una pluma negra de mi bolsillo y hacer el trabajo más fácil sin mover un solo dedo. La pluma rapidamente empezaba a escribir mi firma en cada uno de los reportes, así que me veía más calmado en cuanto a eso, obviamente era mi deber leer el papeleo a conciencia, pero en estos momentos estaba muy cansado. Me mantuve así un buen rato hasta el momento de la llegada de la noche. Talvez debido a mi vampirismo, este momento sería el más esquisito y primordial, el cúal necesitaba aprovechar al máximo. Aunque obnviamente primero debía terminar algunas cosas, mientras observaba la oficina detalladamente. Notaba que tenía varios sillones los cúales parecían comodos; también tenía un suelo perfecto de piedra blanca y un tapizado en la pared con flores, algo realmente hermoso y a mi gusto; era abundante en espacio y bastante elegante, algo que me hacía relucir según mi apariencia. Era momento de terminar algunas cosas mientras suspiraba y repetía la palabra una y otra vez.

-Tsk...-
avatar
Kamijo Black
Encargado de la Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia.
Encargado de la Oficina Contra el Uso Indebido de la Magia.

Cantidad de envíos : 54
Edad : 23
Localización : Justamente donde menos lo imaginas
Fecha de inscripción : 04/12/2010

Hoja de personaje
Pareja Pareja: Mejor me como un gusanito ☁
Raza / Poder Especial Raza / Poder Especial: Vampiro ☬
Bando Bando: Indefinido ✕

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.