Conectarse

Recuperar mi contraseña

Haz clic aquí para ver los afiliados de Harry Potter Fans

Una despedida con sabor a sal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una despedida con sabor a sal

Mensaje por Joni_rod el Sáb Nov 21, 2009 5:03 pm

Tema recuperado

Página 1

Spoiler:
Sarihina

*El mar golpeaba la costa, regando la arena de la playa y dejando algas marinas perdidas entre sus recovecos escondidos*


*Deli mira el mar pensativa, mientras yo juego con el anillo de compromiso que adorna mi dedo anular, rememorando el momento vivido hace unos días atrás*


- Ya deberían haber llegado-*me comenta Deli sacando una manzana del canasto que evita que el viento vuele la tela en la que estamos sentadas*


- Quizás algo los demoró. Ambos siguen muy ocupados persiguiendo a los mortíos rebeldes-.


*Deli asiente y expira un gran suspiro*


- Sí, parecen revivir cada vez que los llaman a una misión. Tiene alma de auror como nadie más... es impresionante-.


*Yo sonrío y miro el atardecer. Pronto será de noche... y una triste despedida se vislumbra en el horizonte*



Num18

Mis ojos estaban cansados, y
debajo de ellos tenia grandes bolsas por la falta del sueno. Las
ultimas noches, no habia podido cerrar losojos pues tenia tres razones que me lo prohibian.


- .. O simplemente no quieren admitir que ya es hora de partir.-


Siento la arena de la playa en mis pies descalzos, y miro con melancolia a Sari, quien entretenida, juega con su anillo de compromiso sin despejar sus ojos del bello atardecer.


- Dejame ver.- *ella extiende su brazo, y puedo ver el anillo* -
Que linda piedra! ya sabes que viene despues.. engordaras como una
ballena, y tendras trillizos.- comienzo a reir sarcasticamente, cuando
siento un escalofrio que recorre todo mi cuerpo.


- Bu!.- *escucho la voz de Laurent, quien habia llegado repentinamente*


Me volteo a su direccion, y aun asustada, veo que Laurent estaba acompanado de Donell.


- Lamento nuestra demora.- *comenzo Donell* - Tuvimos un asunto de ultimo momento.-


Ambos rodearon la tela en donde estabamos sentadas, pero no tomaron asiento.


- Comenzabamos a preocuparnos.- Sari esconde su mano por su espalda, y mira temerosa a Donell.


Donell sonrie, y con desconfianza, se sienta sobre la arena. Pero
Laurent camino a donde la orilla. El agua del mar golpeaba ligeramente
sus zapatos ya gastados, y contemplo su silueta delineada por los rayos
ya decaidos de sol. Sus manos estan en los bolsillos de su pantalon, y
patea una concha al agua salada.


- Que esta pasando por tu mente en este momento, Laurent?.-


Laurent tarda en responderme, supuse que pensaba friamente sus
palabras antes de que se arrepintiera. Lentamente, se fue alejando de
la orrilla y camino a unos metros de nosotros.


Abrio su boca, pero en eso lo interrumpi.

- Desearias que en este momento hubiera una mision, no es asi?.-


Laurent fingio una sonrisa, cuando pude ver en su rostro, las cicatrices que la guerra le habia dejado.

Sarihina

*Juego con mis manos en la arena mientras observo el cruce de miradas
entre Deli y Laurent. Sé que hay muchas cosas calladas entre ellos y
eso sólo me hace recordar que entre Donell y yo también hay muchos
silencios*


- ¿Quiere algo para comer?-*le pregunto a Mr. Donell acercando la canasta con los alimentos*


- No sé si tenemos tiempo para comer algo-*me responde con tranquilidad*


*Abro mis ojos y puedo notar que Deli también está algo asombrada por ese comentario*


- Queremos llevarlas a un lugar-*dice Mr. Laurent con su voz algo más ronca de lo usual*-, y entre antes nos vayamos... mejor-.


*Deli se pone de pie y su figura produce una sombra alargada que se recuesta sobre la arena*


- ¿A dónde nos quieren llevar?¨-.


*Mr Donell me acerca su mano y me ayuda a ponerme de pie*


- Queremos mostrarles el porqué estamos acá....-.


"¿Qué?"


*Me Laurent nos mira con severidad*


-... qué nos hizo viajar al futuro sólo para protegerlas...-.

Num18

- Ehm.. pero, habra tiempo para eso? Digo..- *comienzo a dar circulos
en la arena* - Yo se que el tiempo se les acaba, por decirlo asi.-

*Senalo el brazo de Laurent, que esta desvaneciendose como una bombilla que en cualquier momento dejara de encenderse*


- .. Y por eso, entre mas rapido, mejor.- *Laurent toma una manzana del canasto, y le da un mordisco* - Vamos.- *finaliza. Me toma del brazo, y comienza a caminar hacia el mar*


- Donell! no te distraigas, y apresurate.-


Mr. Donell se queda sin habla por unos segundos: como si no supiera
que hacer. Pero finalmente, tras la mirada asesina de Laurent, toma
delicadamente a Sari de la mano, y todos comenzamos a caminar hasta que
el agua tocara nuestros pies.


- Estas demente Laurent?! Quieres ahogarnos o que?.-

comienzo a luchar contra el, tratando de liberarme de su mano. Pero este era mucho mas fuerte que yo, y casi caigo al suelo.


Laurent detiene mi posible caida, y me mira a los ojos con cierta chispa.


- El mar, ademas de ser.. agua.. sirve como portales a epocas paralelas a la actual. Mira.- Laurent deja caer la manzana sobre el agua, y lentamente observo como la marea arrastra la manzana hasta su interior.


- Pero...- *comienza Sari* - No se supone que..-


- Shh. Solo observen.- Donell mira a Laurent, y con malicia en sus rostros, nos ordenan que cerremos los ojos.


Obedecemos, y paso a paso, siento como el agua salada comienza a
sepultarme. Siento como una ola gigante hace que de vueltas, e incapaz
de abrir losojos sin sentir ardor en estos, trato de encontrar a Sari, Donell, o a Laurent.


Furica, agito mis manos en el agua. Pero lo unico que paresco
encontrar son las algas que nadan sin rumbo por el oceano. Y cuando
creia que estaba perdida en media de la nada, siento una luz
incandescente que atraviesa misojos cerrados. En teoria me desmayo, y caigo sobre el suelo marino.

Pero para mi sorpresa, comenze a respirar. Abri los ojos, y asomo mi cabeza. Estaba dentro de un pequeno arroyo, en medio de un jardin.

Y a lo lejos pude distinguir un castillo bastante familiar. Pero donde estaban los demas?


Sali del arroyo en ropas mojadas, volteando a todos lados. Cuando siento que he pisado algo: Una manzana roja con un mordisco.

La tomo en mis manos, cuando..


- Delilah! comenzaba a preocuparme por ti.-


''Que demonios?''


Volteo a mis espaldas, y me encuentro con un Laurent impecable en
su vestuario de la edad media. No estaba empapado como lo estaba yo, y
en su rostro no existia la palabra cicatriz.


- Laurent? Dond....-


Laurent se acerca a mi, como si quisiese abrazarme. Cierro la boca algo intimidada por su confianza al caminar, pero toma la manzana que tenia en la mano, y me mira a los ojos. Y con una sonrisa, le da otro mordisco.

Sarihina




[OFF:Digamos que la canción va acorde a lo que pasa por la cabeza de Mr. Donell (L)/OFF]


*Abro los ojos e inspiro con fuerza. El aire me alivia mientras
llena mis pulmones, colmándome de la vida que se me escapaba entre las
olas saladas que, de pronto, dejan de tener el sabor sal*


*El sol alto en el cielo anuncia el mediodía. Una mano roza la mía
y, de pronto, estoy entre los brazos de un cuerpo tan mojado como el
mío*


- ¿Está bien?-*Me pregunta Mr. Donell con su cabello oscuro pegado
a su nuca*-. Eso fue magia avanzada, después uno termina por
acostumbrarse-.


*Mis ojos observan los suyos y me separo de sus brazos. A su
espalda noto un enorme castillo que oculta las leves nubes blanquecinas
que intentan opacar el maravilloso día*


- Estoy bien-*digo finalmente. Puedo sentir el sabor a sal en mis labios*-. Pero no me esperaba esto la verdad...-.


"Creo que aún no me espero muchas cosas"


- Y está en lo cierto-*me dijo con un tono grave*-. Aún hay muchas
cosas que no se espera. Muchas cosas que cree que están bien, pero que
no lo están...-.


*Arrugo un poco mi ceño y lo observo. Mis manos se mantienen quietas a cada lado de mi cuerpo*


- ¿De qué habla?-.


*Sus ojos parecen repasar mi figura ataviada en un ligero vestido rojizo que se apega a mi piel. Emite un suspiro*


- Debería decirle felicitaciones...-*comenta mirando el anillo que
brilla en mi dedo*-, ¿no es verdad?. ¿Debería decirle que será muy
feliz?...-.


*Su tono aumenta mientras me interroga, al igual que aumenta la distancia entre nosotros*


-...Debería decirle que me agradaría brindar por su felicidad en su
boda. Que me hace dichoso saber lo feliz que será en su futuro. Debería
decirle que aquel beso que nos dimos es sólo un vago recuerdo, unmomento acontecido por el miedo y la inseguridad de la desdicha...-.


*Se detiene y sus ojos se pierden en el firmamento. Sus puños
cerrados demuestran su autocontrol y, de un momento a otro, su rostro
se relaja*


-...Debería decirle muchas cosas, señorita Granger, pero hoy vino aquí para saber la verdad, toda la verdad....-.


*En ese instante escucho unos pasos y un hombre viejo, de túnica
azul y barba blanca aparece frente a nosotros. Sus ojos me recuerdan a
un sabio gesto de Dumbledore*


- Buenas....-*mira hacia el sol y vuelve a depositar su mirada en
nosotros*- tarde ya. Soy Merlín, y los estamos esperando en el
Castillo. No hay tiempo que perder-.


"Wow... asi que Merlín no es una leyenda"



Num18

[OFF: cof cof, interesados, leer el tema del pasado para entender todos los posts de este tema xD /OFF]



- Laurent.- llame por su nombre, pero el hombre que tenia frente a mi dejo escapar una risa.


- Margot, estamos en el pasado.. mi presente. Llamame por
quien si soy: El Rey Arturo.- *Arturo toma mis manos, y las junta con
las suyas* - Entendido?.-

Laurent (Arturo) guina su ojo izquierdo, y suelta mis manos.


- Hay alguien que debe hablar contigo.. y con Sarihina.- *Laurent
mira al horizonte, y estira su brazo, significando que le siguiera. Aun
mojada, y con mis manos juntas, permanesco en estado de ''shock''*


- Quien?.- pero Laurent no contesto, y tras sus pasos, un sendero
que cruzaba el bosque se dibujaba. Abri mis manos, y en ellas encontre
la manzana roja que Laurent habia mordido.



Fenrir du Coudray

"Tengo que encontrarlas estén donde estén"


*Me encontraba cerca de una playa, la cual era famosa por ofrecer los mejores atardeceres*


"Ahí están, estoy seguro que algo se traen entre manos"


*Desde hace días ya había notado el extraño comportamiento de
Sarihina y Deli, a decir verdad, desde la llegada de los famosos
Misters, las aludidas se comportaban de manera misteriosa con los
foráneos*


"Creo que no pasará nada interesante, será mejor que me vaya antes de se percaten de mi presencia"


*Me disponía a marcharme cuando los foráneos hacen su aparición,
volví a la incómoda posición en la que me encontraba y miré fijamente
en dirección al cuarteto que platicaba animosamente. Instantes después
los hombres empezaron a jalar de los brazos de Sari y Deli,
arrastrándolas mar adentro, pude ver que Deli ejercía resistencia, sin
duda algo malo pasaría en cualquier momento*


"Tengo que hacer algo ya"


*Empecé a correr en dirección en donde estaban, grité sus nombres,
pero al parecer no me escuchaban, seguí corriendo pero mis pies se
encontraron con algas en la arena las cuales me hicieron tropezar,
haciéndome caer de cara a la arena. Cuando levanté la vista pude
observar que los 4 desaparecían dejando detrás un destello*


O.O


*Me levanté y me adentré al mar, justo donde había desaparecido,
sentí una gran fuerza, como un hoyo negro del espacio, nunca había
estado en uno, pero estoy seguro que así se sentían. Pronto me vi
sumergido en el agua salada y momentos después sentí un duro golpe
contra el rostro. Rodé sobre mi cuerpo para quedar mirando al cielo. Me
puse de pie. Y puse cara de terror, en primer lugar por que me
encontraba rodeado de construcciones de piedra, con techos de paja, y
en segundo lugar por que me encontraba e medio de un gran charco de
lodo*


-¿Qué demonios ha pasado?-

Sarihina

[OFF: No alcanzo a postear ahora, así q síganlo mientras estoy de
viaje. Si quieren, usenme... pero sin abuso (UN) xD. Los quieroooooooo
(HUG)/OFF]

Num18

- Pero a donde vamos!.- guarde la manzana en mi
mano derecha, y trate de seguirle el paso a Laurent, quien pareciera
tener prisa.


El follaje verde de los arboles ocultaban el sol de la tarde; los
rayos que si lograban traspasar la barrera tocaban mi piel levemente,
como si la mancharan con lunares transparentes como las luminosas gotas
de lluvia.


- Laurent?.- llame nuevamente por el hombre que me adentraba al
bosque. Pero su silencio valia mas que mil palabras. Deje el miedo
atras, y comenze a confiar en el, por mas sospechoso que todo esto se
viera.


Lentamente, con cada paso que daba, los rayos solares desaparecian
y el cielo se tenia de azul oscuro y violeta. Los pajaros ya no
cantaban, y en su nido se quedaban.


Escuche a Laurent murmurar algo, y vi como se arrodillo frente a un
inmenso manzano. Sus manos se juntaron como si estuviera pidiendo
piedad al silencio y a la soledad. Me posicione junto a el, con una
expresion de duda, y sin poder entender.


- Laurent.- dije cantando en voz baja. Acerque mi mano a su hombro,
cuando este se puso de pie repentinamente y yo brinque sobre mis pies.
El aire arrastro a las hojas que habian caido en el suelo del bosque, y
un estruendo se escucho desde lo mas alto del cielo.


- Aqui no existe el verano.- puntualizo Laurent al ver una gota fria de lluvia, caer sobre su nariz.


Ambos nos quedamos congelados frente al otro sin saber que hacer. Con los brazos cruzados, Laurent comenzo a explicarme.


- Hoy.. *tomo aire* fue cuando Marianton murio. Y sabes? el dia
despues de la partida de Sarihina y de usted, llovio un diluvio sobre
mi.
Las calles del pueblo se inundaron, y los cuerpos de los
cementerios brotaron del sub-suelo. Por suerte en mi castillo no hubo
grandes danos, pero las cenizas de Marianton...-


Camino junto a el, y le abrazo fuerte. Laurent se queda algo perplejo, pero me abraza devuelta.


- Como talvez recordaras *continuo* aqui fue donde se llevo a cabo
la ceremonia en donde su cuerpo fue quemado. Con esa lluvia, sus
cenizas desaparecieron. Meses despues, este manzano salio de la nada.-


Una lechuza comenzo a cantar. Laurent volteo a los lados, y murmuro algo que se escuchaba como ''ya.. dame un poco de tiempo''.


- Pero si fue aqui donde.. entonces estamos cerca, pero mas lejos de donde estabamos hace unos minutos!.-


Mire a la lechuza, pues nos vigilaba, y despues mire a Laurent. Un brillo inusual en sus ojos me hizo dudar.


- Lo se, solo queria unos minutos mas contigo.-



Sarihina

*La interrupción de Merlin hizo que tanto Mr.
Donell y yo nos sumergieramos en el silencio. A paso lento comenzamos a
caminar tras el mago, quien movía las caderas un poco exagerado para mi
gusto O.o*


"¿Será la edad :s?"


- Niña, ¿estás lista para saber lo que tienes que saber?-*me
preguntó de pronto, caminando a gran velocidad a pesar de su bastón*


*Me quedé pensando unos segundos sin dejar de avanzar hacia una construcción que se veía a unos metros*


- Claro que sí-*dije*-. Me apesta que me oculten cosas importantes... aún más cuando son cosas que debería saber-.


*Merlin esbozó una sonrisa tras mi respuesta y se detuvo de golpe,
justo frente a unas chozas de techo de paja que habían en el lugar*


- Pensar que aún te ocultan tantas cosas... tantas que ni imaginas-.


*Mr Donell posó su mano en mi hombro y su mirada se perdió en una figura a lo lejos*


- ¿Ese no es el señor du Coudray?-.


*Preguntó, interrumpiendo lo que estaba por decir*


- ¡Feny!- *grité frente a la gente que por ahí andaba*- ¿Qué haces
acá?-*le pregunté corriendo hacia él, dejando el suelo regado por gotas
de agu que aún caían de mu cuerpo mojado*



Fenrir du Coudray

*La gente me miraba como quien mira a un leproso, todos murmuraban
cínicamente cuando me veían ahí parado en medio del barro. Caminé a un
callejón oscuro para quedar lejos de ojos curiosos de esa gente rara*


-Esto me pasa pasa por andar preocupándome más de la cuenta-


*Me saqué la camiseta para poder limpiarme mejor, con hechizos
sencillos me quité el lodo de encima, el cual fue algo difícil puesto
que en algunas partes ya se había secado, formando costras marrones*


*Miré por las paredes del callejón, altas y de ladrillo gris,
estaban cubiertas por anuncios con mujeres que enseñaban mucha carne
(xD) con una gran letrero en la parte que decía Moulin Rouge*


"¿Dónde estará ese lugar?"


*Salí nuevamente a la calle, cuando una carreta que era jalada por
unos caballos pasaron por el charco de lodo, las grandes ruedas de
madera salpicaron en mi dirección volviéndome a dejar sucio. En un
arranque de ira tiré fuerte de la camiseta que se rasgaba por la
espalda, la hice bola y la arroje al charco de lodo, caminé enojado
hacia un puesto donde pudiera comprar algo que ponerme*


*Si la gente con camisa me veía como a un leproso, esta vez era
peor, decidí que no le daría importancia, al fin y al cabo no me
conocían en aquel lugar. Continué andando cuando alguien chocaba contra
mi, la persona cayó de espaldas, dejando soltar una canasta llena de
rojas manzanas*


-¿Estás bien?- le pregunté a una chica de piel bronceada a la cual ayudaba a levantar


-Lo siento soy una tonta, no te vi venir- me decía mientras juntaba las manzanas


*Terminó de poner las manzanas en su canasta salvo una que había
rodado hasta mis pies, me adelante y nuestras manos se rozaron al
tratar de tomar la manzana. Cuando sintió el roce ella apartó su mano
rápidamente sonrojándose un poco*


-Aquí tienes...- le dije mientras le entregaba la manzana


*Ella extendió su mano y yo dejé caer la manzana en ella, Gracias,
dijo tímidamente y luego vio por encima de mi hombro, puso los ojos
como platos y se fue corriendo*


"Que extraña chica..."


*Escuché una voz familiar que venía detrás mío, era Sari que venía
corriendo hacia donde me encontraba, a la vez que me preguntaba que
hacía en ese lugar*


-Quizá puedas explicármelo, las estuve siguiendo y... terminé en éste extraño lugar-


*Miré mas allá y vi que el señor Donell venía hacia acá y junto a el un hombre de edad que se contoneaba demasiado*


"Serán la reumas?"

Num18

*hago cara de enojada, y furica, me alejo corriendo a donde veia el castillo*


- Delilah! no!.- Laurent trata de seguirme el paso, pero comienzo a
correr aun mas. Piso un gran camino de margaritas, y Laurent detiene su
marcha con cara de susto.


- Que no entiende que soy una mujer casada!?.- comenze a murmurar,
cuando de la nada, las margaritas desaparecen y una lluvia que salio de
la nada, cae sobre mi. Me detengo, cierro los ojos, y lentamente me
volteo a la direccion de Laurent.


- Querias que tuviera mala suerte?, lo lograste!.- en eso, un rayo cae sobre mi, ocasionando mi caida.


Laurent evita el camino de margaritas, y me sostiene en sus brazos hasta la entrada del castillo


- Debi haberle dicho, que las flores de Marianton, nadie las pisa.-



Sarihina

*Mr. Donell estrecha la mano de Fen con su típico gesto de buena
educación. Merlín queda mirando a mi amigo de abajo hacia arriba. Su
nariz se arruga un poco y sus ojos azules se estrechan como dos ranuras
en su rostro*


- No es casualidad que hayas llegado- *le dice sin saludarlo*-. En
este mundo nada es casualidad, ni tu estado, ni tus secretos, ni tu
llegada a este lugar...-.


*Golpeó el suelo con su bastón y durante un segundo pareció erguirse, pero nuevamente recobró su usual curvadura*


- Síganme. El chico también puede venir...-.


- Me llamo Fenrir....- *dijo Fen arrugando un poco el ceño*-.


*Merlín hizo caso omiso a la respuesta de Fen y comenzó a caminar*


- Es algo criptico... ¿no crees?-*le pregunto a Fen caminando tras el viejo*


*Mr Donell pone su mano sobre mi hombro y mira a Fen con una sonrisa divertida, cosa extraña en él*


- Señor Fenrir, le advierto que estamos en la Edad Media. En la
época del Rey Arturo, y que ahora vamos al castillo. Le ruego que
mantenga la compostura-.


*Feny me mira extrañado y yo asiento*


- Y no es primera vez que estoy aquí-*le digo rápidamente a Fen*-. Cualquier cosa.. aquí me llamo Annie, y Deli es Margoht... -.


*Le informo viendo como las murallas del castillo se alzan frente a
nosotros. Un par de guardias en la puerta nos miran, pero nos dejan
entrar. De seguro están acostumbrados a las locuras de Merlín*


*Recorremos el jardín principal con las gotas de lluvia cayendo
sobre nosotros. Yo ya estaba mojada, así que ni las siento, y pronto me
veo entrando al Castillo propiamente tal, dejando el suelo por donde
camino marcado con las huellas de mis pies*


- ¿A dónde está el Rey?-*pregunta Fen admirado por el silencio que inhunda el palacio real*


- Él se encontrará con nosotros en "El lugar de los Secretos"-*dice Merlin sin más*


*Los cuatro comenzamos a subir las escaleras hacia los pisos
superiores. La piedra es el material más usado en toda la construcción,
y las ventanas pequeñas no dejan pasar del todo bien la mísera luz de
sol que se cuela entre los nubarrones*


- ¿Están listos?-*pregunta Merlín deteniéndose frente a una imponente puerta de hierro*


*Yo miro hacia atrás y busco a Deli con mi mirada*


- ¿Y Deli?-*pregunto inquieta....*


- ¡aaaaahhhh!- *escucho un grito agudo que viene desde abajo*


*Un grito que no me cabe duda que es de Deli*


xD

Fenrir du Coudray

*Todo dentro era grande, inundado de la luz que
se filtraba por las ventanas. Todo era silencio total, ni el viento
hacía ruido alguno, sólo nuestros pasos secos que hacían eco en
aquellas paredes frías de piedra*


"Que incómodo vivir en este lugar... o.o"


*Un grito agudo llegó cuando Sari preguntaba por el paradero de
Deli, el grito retumbó en las gruesas paredes del castillo, haciendo
que me sobresaltara*


-¿Por qué grita Deli?- pregunté curioso y preocupado a la vez


-Seguro que está bien, Laurent no dejará que le pase nada... espero- dijo Mr Donell


*Merlín carraspeaba con la garganta, como si tuviera algo atorado en la garganta*


-¿Podemos seguir nuestro camino, o esperaremos a que la señorita
Delilah se recupere del rayo?- dijo el mago decrépito rodando los ojos


*Sari puso cara de alarmada, pero Donell puso una mano en su hombro
negando con la cabeza, como si tratara de decirle que todo está bien*



Num18

Laurent me habia llevado al interior de su
castillo. Me coloco en un enorme sillon, y le ordeno a las criadas a
que me ''curaran''. Colocaron en mi panos de agua tibia, y otros
remedios extranos, pero aun asi no despertaba.


Entonces Laurent, se acerco a mi, a escasos centimetros de mis ojos, y me miro fijamente.


- Despierta chica, despierta.-

Sus ojos se tineron de blanco y abri los ojos :o


- O_O aaaaaaaaaaaaahhhhhh.-


mi grito se escucho por todo el castillo, creando eco, lo que confirmaria mis sopecha: no habia nadie (o eso creia).


Laurent tapo mi boca son un mano y me dice suavemente:

- Shh, ya gritaste una vez, no grites mas. Que despiertas a los curiosos.-


Laurent indica el techo y lo miro junto con el.


- bhbhbhma.-

comenze a hablar, pero habia olvidado que aun tenia la mano de
Laurent en mi boca. El caballero lentamente se lleva su mano lejos de
mi boca, pero aun me miraba de manera curiosa.


Trate de levantarme, pero siento un dolor parecido a quemaduras, que me impede tomar acciones.


- Dejeme ayudarle.- Laurent me toma en sus brazos, y comienza a
ascender por unas oscuras escaleras que parecieran llevar a ningun
lado.


- A donde vamos?.- pregunto nerviosa.


- No temas *comienza a hablar bajo, casi suspirandome al oido* Yo tambien estoy.. asustado..-


Me quedo con cara de O.o, cuando escucho el galopar de unos caballos.


''caballos''

me quedo mirando el mismo punto de la pared de piedra, cuando reacciono ante el movimiento.


- Entonces, si deberia tener miedo, no?.-


Laurent sonrie nervioso, cuando encontramos una misteriosa puerta
purpura con un ojo raro. Laurent toco tres veces, y el ojo parece
moverse. No pregunta quien era, pues supongo que reconoceria a su amo.


La puerta se abre sola, y al cerrarla, estamos dentro de un armario con armas en lugar de ropa.


- Que.. raro..- una voz parecida a la de Sari dice desde afuera.


- Bastante.. alguien tocando desde.. el armario.- pareciera que Fen estuviese hablando.


Unos pasos siguen a estas voces. Y cuando Laurent se acercaba a mi
oido a decirme algo, la puerta se abre y la escena de la chica goteando
y el Rey susurrandole al oido, hace que el conocido viejo de barbas
blancas que habia abierto la puerta, se enojara.


- Laurent! Que fue lo primero que te dije?!.-

La piel de Merlin se vuelve rosado casi rojo, y mueve su mano haciendo la ''L'' de Loser xD.


- Estee... o.o.-



_________________
Bienvenid@ a Harry Potter Fans
Invitado porfavor respeta las normas, consigue puntos
y pásatelo bien


avatar
Joni_rod
Antiguo Jefe de Ravenclaw

Cantidad de envíos : 1094
Edad : 25
Localización : En el Despacho
Fecha de inscripción : 13/05/2008

Hoja de personaje
Pareja Pareja: Soltero
Raza / Poder Especial Raza / Poder Especial: Humano
Bando Bando: Auror

http://www.hpforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Una despedida con sabor a sal

Mensaje por Joni_rod el Sáb Nov 21, 2009 5:04 pm

Página 2

Spoiler:
Sarihina

*Alzo mi ceja sin entender qué hace Deli dentro del armario con Mr. Laurent (HELLO)*


- Ya, sal de ahí y apurémonos (un)- *dice Merlín aún enojado*-. ¡Se
nos acaba el tiempo!-.*grita histérico.... un agudo sonido medio
amariconado sale de su garganta xD*


*Mr. Laurent sale del armario y ayuda a Deli a salir. Veo a mi amiga y la noto con el ceño algo estresado*


"¿Qué habrá pasado?"


- ¿Qué hace Feny acá?-*pregunta cuando lo ve*-. O sea... O.o, es Feny, ¿no?-.


*Feny sonrié*


- Las seguí, entré al mar... y llegué acá-.


*Mr
Donell y Mr. Laurent intercambian una profunda mirada (hello). Mr.
Donell toma mi mano y me guía tras Merlín, quien camina "cojeando"
hacia una enorme puerta plateada que nos cierra el paso*


*Merlin se detiene frente a la puerta y lee las inscripciones que
se realzan en el marco ovalado de la piedra. Las palabras salen de su
boca como un siseo... y eso me rememora de inmediato a Tom*


"¿Merlín habla Parsel?"


*Las puertas crujen y un viento tibio golpea nuestros rostros. El
olor a viejo, encierro, humedad y abandono se cuela en nuestras fosas
nazales como una seña de agradacimiento por devolver la luz a ese
estrecho y oscuro pasillo que se muestra ante nosotros. Las paredes
sólo están decoradas por puertas de maderas que se pierden hacia el
infinito. Los pomos plateados no brillan, y el suelo está cubierto por
un polvo espeso*


- Esta sala es uno de los muchos secretos que esconde este
castillo-*comienza a decir Merlín sin voltearse hacia nosotros. Su voz
retumba por las paredes del pasillo y se nos devuelve como eco*-. En
ella muchos destinos han sido cambiados, muchas profecías han sido
dichas, muchos futuros se han visto alterado... y en una de estas
puertas ustedes verán los posibles futuros para sus vidas según el
camino que deseen escoger. Futuros que pueden cambiar con cada nueva
decisión que tomen-.


*El mago se voltea y ve a Feny. Sus ojos azules se ven más serios de lo usual*


- Chico-*llama a Fen*-. Tú entrarás primero. Abre la primera puerta
que te llame la atención. Entra en ella y vislumbra uno de tus posibles
futuros... tras ti seguirá entrando el resto-.


*Miro a Fen y le hago una señal de aprobación. Por algo Merlín es el mago más recordado de la historia*


- Suerte-*modulo con la mano de Mr. Donell apresando la mía*


*El silencio se acomoda entre nosotros mientras esperemos que Fen tome una decisión*



Fenrir du Coudray

*Numerosas puertas de maderas y acabados diferentes se alzaban sobre mi, sería difícil elegir alguna*


-Tengo que ser el primero?- pregunto a los demás


*Merlín asintio con la cabeza mostrando irritación, Sólo abre la que más te llame la atención chico, dijo el anciano*


*Me quedé un rato viendo todas las puertas, en aquella habitación
el silencio reinaba, interrumpido solamente por mi respiración
entrecortada*


*Una música empezó a sonar de una de las puertas de madera
negra, podía jurar que esa puerta no estaba allí hace algunos
instantes. Giré la cabeza para ver a los demás, preguntando si
escuchaban la extraña melodía que provenía de la puerta sin color,
todos negaron extrañados, todos excepto el mago anciano, éste me miró
fijamente y parpadeó una vez, como si dijera que esa era la puerta*


*Caminé torpemente arrastrando los pies, oleadas de nerviosismo
llenaron mi cuerpo, la puerta se me hacía lejos. El tacto helado del
pomo hizo que retirarála mano, quemaba*


-Vamos Feny...- me animó la voz de Sari


-Chop chop Fen...- murmuró Deli


*Tragué
duro y puse la mano en el pomo, ya no estaba helada, ya no quemaba,
tenía la temperatura que debía tener un pomo. Apreté la mano
haciendo que mis nudillos se tornaran blancos, respiré profundamente y
abrí la puerta, dejando que una luz se llevara mi cuerpo*



Num18

*una luz blanca sale de aquella puerta, y se devora a Fen mientras el
se adentraba a su interior. La puerta se cierra de golpe, quedando un
silencio en aquella habitacion. Sorprendida, mire a Sari, sus ojos se
salierion de orbita y su boca tenia forma una gran O. El rostro de
Merlin se veia tranquilo y serio a comparacion de los demas. Se movio a
un costado del estrecho lugar, y extendio su brazo hacia aquel
recorrido de puertas sin fin*


- Ehm.. De..Delilah!.- *tratamudeo el anciano* - Su turno.-


*Temerosa,
di un paso al frente pero que casi me lleva al piso. Los reflejos
rapidos de Laurent me ayudaron a ponerme derecha, y comenze a caminar.

Todos - incluida yo - esperaban algo sorprendente, que hasta tenian
miedo de ver. Pase por alto las puertas que no me llamaron la atencion,
cuando vi una puerta de aspecto gastado y viejo. Era de color violeta
con mil capas de polvo sobre ella. Tenia pequenos detalles en plata
(que necesitaba una limpieza) y el sonido de mas de un caballo
corriendo*


''caballos..''


*Pose mi mano sobre la perilla, pero no a gire. Medite un segundo y
mire a donde ellos estaban. Debia estar a una distancia considerable
que pudiera explicar porque debia entre-cerrar mis ojos para poder
verlos mejor, y aun asi parecian hormiguitas.Laurent poso su mano sobre
su hombro, y de manera extrana, senti su tacto en el mio. Con esto me
apresure a girar la perilla de plata. Cerre mis ojos esperandoalgo muy muy malo, pero al abrirla, no hubo mas que silencio.


Abri los ojos al no sentirme extrana, y vi que todavia estaba donde
mismo (UN). Sari libero una pequena carcajada, mientras yo miraba
fijamente el oscuro interior de la puerta. Con mala cara, mire de nuevo
a Merlin, pero el me sonreia. Y por arte de magia, una fuerte rafaga de
aire me ataca, la barba blanca de Merlin volaba xD (al igual que las
joyas de su ropa) y las demas puertas temblaban. Me arrastraba por el
suelo, cuandoalgo parecida a la neblina (pero totalmente oscura) me
envolvio con sus ''tentaculos'' y me llevo al interior de aquella
puerta rarosa y sus fuertes vientos*



O.o

Sarihina

*La
desaparición de Deli hace que mi corazón salte. Es tan imprevista que
me impresiono, tanto así que entierro mis uñas en la mano de Mr. Donell*


- Sarihina, te toca-*dice Merlin*


*Mr. Donell acaricia mis dedos con su mano y se para frente a mí. En sus labios veo escondida una trémula sonrisa*


- Le irá bien, sólo recuerde que todo es una visión... no es una realidad-.


*Sus labios se posan en mi frente y yo me sonrojo levemente*





*Avanzo lentamente por el estrecho pasillo. Todas las puertas son
distintas, a pesar que desde la entrada se veían iguales. Algunas están
como nuevas, brillantes y relucientes; otras parecen prontas a caer,
con sus esquinas astilladas; y hay también algunas que son de colores
diversos, recorriendo la gama del arcoíris. Mis pasos me llevan a una
puerta blanca. Su pomo dorado está marcado con huellas de dedos, y
sobre su arco hay unas palabras que no logro entender*


*Mi mano gira el pomo y escucho un leve ruido de multitud. Es como
si al otro lado de la puerta miles de personas estuvieran hablando al
mismo tiempo. Dudo unos instantes y miro a Mr.Donell. Él me sonríe*


“Ya es hora”


*Abro la puerta y entro en ella…..*


*Y al abrir los ojos me veo en el centro de una enorme sala de reuniones repleta de gente que habla a la vez*


- ¡Sarihina!-*escucho una voz aguda que grita*


*Me volteo y veo a una mujer cuarentona, delgada, que sostiene
muchos pergaminos en sus manos. No recuerdo haberla visto nunca antes*


- ¿Sí?-*responde alguien a mi espalda*


*Rápidamente me giro y me veo a mí misma, igual, pero diferente a
su vez. En mi mano llevo una gran pluma, y voy vestida con una túnica
azulina, que combina con el sobrero de punta que oculta mi cabello.
Siento que me veo más grande de lo que soy ahora. Parezco más segura, y
no solo eso, sino que definitivamente estoy más maquillada de lo usual*


- Mary, deja las cosas sobre mi escritorio-*contesta Sari a la
mujer delgada* ¡Quedan cinco minutos para que comiencen la
impresiones!-*grita logrando que el resto de la gente se calle*-. ¡Así
que apresúrense!-.


- ¿Está todo listo, mi editora favorita?-*pregunta alguien tras Sari*


*Camino hacia ella para ver quién le está hablando con un tono tan familiar*


- Claro que sí, querido, siempre soy eficiente-


*Responde mi otra yo con una sonrisa, tomando luego la mano de… Draco Malfoy*



Fenrir du Coudray

-Sköll, deja de adelantarte en el último compás- dijo una voz de chica


-Tu eres la que te atrasas, tonta- le responde un chico


*Después de que la luz que me había envuelto hubo desaparecido, me
encontré en una gran salón de paredes y muros de mármol, con ventanas
todo al rededor*


-No me fastidies- otra vez la chica


*Me encontraba de pie lejos de donde dos adolescentes discutían, el
chico se encontraba sentado en un piano negro de cola, que hacía
contraste con aquella blanca habitación, mientras que la chica tenía en
sus manos un violín de madera roja*


-Dejen de pelear de una vez, siempre lo mismo con ustedes-


*Miré por todas partes, tratando de encontrar la fuente de esa voz.
Era yo, un yo futuro que se veía más grande, había dejado ya los rasgos
de un joven, dado paso a un cuerpo maduro y en forma (HELLO) xD*


-Papá, Hel me molesta diciendo que me atraso en el último compás- dijo Sköll


-Papá!- grito la chica que corría a los brazos de ese otro yo


"Son mis... hijos o.o xD"


*El chico también se había levantado, y estaban los 3 abrazados en medio de esa sala blanquecina*


-Dejen de apretar a su padre, y díganme a que hora llegaron-


*Los chicos se separaron sonrientes*


-Hace unos minutos que mamá nos trajo- se adelantó Hel


-Y como no estabas nos pusimos a tocar en lo que llegabas- completó Sköll a lo que iba decir su hermana


*Fenrir les sonrió, siempre le maravilló como es que se turnaban a la hora de hablar, como si pensaran lo mismo*


-Lo siento, estaba en el Ministerio arreglando unas cosas para su
tía Sari (xD), al parecer tendrá un nuevo libro, y los magos están
reclamando miles de copias, todo un alboroto-


*La chica se entusiasmo al escuchar que Sarihina, publicaría un nuevo libro*


-Papá, debes decirle que me firme su nuevo libro, seguro que éste
libro nuevo será tan excitante como los anteriores- exclamó Hel con
tono emocionado


*Fenrir asintió con la cebeza y puso expresión seria*


-Por cierto, ¿dónde está su madre?- preguntó


-Fue a casa de una amiga...- respondió Sköll indiferente


*Mi yo levantó los hombros y dio un largo suspiro*


-¿Les apetece comer algo?, me muero de hambre- dijo Fenrir

Num18

*Un zumbido me llevo a la sordera. Sentia como mi cuerpo caia a un pozo sin fin cuando..*


Crash! *cai sobre un duro suelo de madera. Unas voces que
hablaban entre si en frances y el sonido de la tipica ciudad ajetreada,
hicieron que ''despertara''*


- Delilah.- *una voz que no hablaba en frances llamo mi especial
atencion. La voz venia de una distancia considerable, y unos pasos le
seguirian* - D-Delilah.-

finalmente, la voz - aparentemente masculina - se escuchaba cerca.
Me quite el cabello de mi rostro y alze la mirada. Un hombre dejaba a
un lado el sombrero y el abrigo, y correria hacia la mujer que sentada
sobre el borde de la ventana, miraba distante a la ciudad*


''Laurent?!''


*Este Laurent tenia pocas canas en su cabello. Para mi sorpresa,
vivia en una epoca en la que no pertenecia, y no parecia un cadaver. El
hombre apresuro su paso, y me piso, pero yo no senti nada. Confundida,
mire mis manos. Mis ojos crecieron grandes al ver que parecia un
fantasma y que el color de mi piel se habia fugado; como el tinte de un
viejo abrigo que ha sido lavado 20,000 veces*


- cielo, cuidado!.- *Laurent toma del brazo a la mujer que
pareciera que cometeria en cualquier momento un acto suicida* -
Delilah.. porfavor.-


*Me puse de pie y con cara de O.o, camine cinco pasos a ellos, y le
vi el rostro a aquella mujer con aspecto demacrado. Tenia cabello largo
y descuidado. Ojos cansados, y sus dedos estaban manchados con tiza
negra. Dibujaba algo. Caballos. Entonces supe que aquella mujer era yo en un futuro paralelo*


- No no no no.- *Delilah comenzo a negar sin sentido aparente* - Me
han quitado algo Laurent.. pero no se que... tres cosas.. si, tres
cosas me han quitado.-


*Laurent se vio sorprendido. Palabras querian salir de su boca,
pero solo se le vio nervioso y callado. Tiro el dibujo de los caballos
por la ventana,
y trato de jalar violentamente a la mujer lejos de la ventana. A
esto, Delilah comenzo a gritar por su dibujo. Se lanzo por la ventana,
quedando sujetada de la mano de laurent, quien se resistia a la idea de
dejarla morir aplastada por los autos de Paris. Ignore el hecho de que
fuera Deli en presentacion fantasma y joven, y corri a ellos creyendo
que haria una diferencia. Y entonces..*


STOP!


*Aquella escena se congela. Me detengo justo en el borde de la ventana, y me pregunto que esta pasando*


''Talvez.. yo pueda..''


*Lo unico que se mueve, es mi presencia. Asomo mi cabeza por la
ventana, y compruebo que estabamos en un septimo piso como minimo. Me
acerco a mi version ''futurista'', y le veo a los ojos. En sus pupilas,
veo el reflejo de angustia de Laurent, pero a sus espaldas, un rostro
tetrico le sonrie. Comienzo a escuchar nuevamente a unos caballos y una
fuerte ola de adrenalina corre por mis venas.


1,2,3..


*Gire mi cuerpo a la supuesta direccion de aquel reflejo dentro de
los ojos de Delilah. Nada. La misma habitacion desordenada, pero con
una puerta donde no antes solo habia una pared con estampado de zebra*


- Caballos?.- *pregunto una voz. Salte del susto, y gire de nuevo
mi cuerpo a la direccion contraria. Pero nuevamente, no habia nada
(un).*


- Tranquila.. ya me explicaras. Pero por ahora.. dime, Que quieres hacer?.-


*La misteriosa voz que pareciera venir de ningun lado me sorprende.
Alzo una ceja al no entender con que se referia con eso* - Hacer con
que?.-


- Mujer! Vive o muere.. Tomalo o dejalo... tu decides.-

*una pequena brisa acarica el cabello de Delilah*


- Entonces.. yo debo..-


- Decidir? SI. Me alegro que estemos llegando a algo.. DIOSSS!.-


*aun sin captar, cierro los ojos y el tiempo vuelve a su curso natural*


- Delilah!.- *laurent dice finalmente. La mano de Delilah se
desliza por la suya, y cuando cree que la perdio.. los pies de Delilah
tocan el suelo como si nada hubiera pasado*


- pero...- se pregunta Laurent.


*Me acerco nuevamente a ellos, y veo como magicamente, del septimo
piso, pasamos al primero. Delilah toma su dibujo y lo alza al aire. Un
brillo se cruza por sus ojos, y nuevamente, escucho mas caballos.
Delilah futurista y yo reaccionamos de la misma manera, aparentemente
ambas escuchabamos lo mismo*


- Vamos Delilah.. no se como ni.. quien, pero entra!.- *Laurent
carga a Delilah y la arrastra hasta el interior de la habitacion*

*Ambos sujetos desaparecen por el pasillo, dejandome sola en
aquella habitacion. Un susurro me lleva a un escalofrio, y abro la
misteriosa puerta que sustituia al estampado de zebra..*


:O



Sarihina

*Mi otro yo recibe un beso de Draco en la boca y rápidamente camina con él de la mano entre la gente...*


"¿Yo con Draco...?. ¿Qué pudo haber pasado para que la vida diera una vuelta así?"


*Sigo a la pareja entre la multitud. Sin darme cuenta comienzo a
atravesar a las personas, pasando como un fantasma a través de sus
cuerpos. Es curioso no sentir nada al chocarlos, como si ellos fueran
inmateriales o, mejor dicho, yo fuera la inmaterial*


- ¿Estás segura que deseas publicar este libro?-*pregunta Draco cuando por fin están ambos solos en una oficina*


*Mi otro yo suspira y toma asiento sobre el escritorio, bajando la vista hacia el suelo y manteniéndose en silencio*


*La oficina tiene un gran ventanal que me advierte de que estamos
en Londres. Las murallas blancas están cubiertas por cuadros florales
y, al lado derecho hay una gran biblioteca donde se ven todo tipo de
libros.
Sin molestarme en hacer ruido- después de todo los presentes no
me ven ni me oyen- comienzo a ver los títulos de los libros. Mis manos
pasan por sus lomos y se detienen en uno rojo...:*


"Recuerdos de una Heroína: Mi guerra, por Sarihina Granger de M"


- Prometí que escribiría una segunda parte de mi
autobiografía-*dice Sari mientras intento tomar el libro entre mis
manos... sin éxito alguno*-. El primer tomo es de mi adolesencia, con
toda la pasión, los llantos y las emociones que significa la juventud.
Tú sabes que escribir ha sido una terapia para mí.


- Lo sé-*dice Draco caminando hacia la bilioteca. Sus manos toman
el libro que yo intetaba leer y lo abre*-. Pero de todas formas hay
cosas aquí que no mencionaste, como los viajes en el tiempo y la muerte
de Donell...-.


"¡¿Muere Mr. Donell?!"


- ...y tampoco hablé de mi hijo, Draco-*dice Sari con una voz que
parece partirse en dos*-. Y él merece ser recordado. El mundo merece
saber que, al fin y al cabo, Tom no era el gran malo de la historia-.


*Noto como Draco cierra el libro de golpe y abraza a una Sari que
ha comenzado a llorar. Al acercarme a ellos veo que sobre el escritorio
hay un par de fotos enmarcadas. Una la recuerdo perfectamente... es de
la boda de Merlín. Otra me es totalmente desconocida, y es porque en
ella aparezco yo, tal cual estoy ahora, con un pequeño bebé en brazos*


"¿Tuve un hijo....?"


- ¡No era justo, Draco!-*grita Sari entre hipidos*- ¡Él era un
bebé, no tenía la culpa de nada!. ¡Malditos oráculos y malditos
seguidores de ls suerte!-.


- Calma, hermosa, cálmate...-.


*Dice Draco conteniendo a Sari entre sus brazos*


- Un bebé, un bebé, un bebé.....


*Escucho una voz que repite*


- ¿Un bebé?-*respondo a la nada, sin perder de vista a la Sari que llora en los brazos de Draco*


- Un bebé es la bendición y la maldición a la vez...-


- ¡Qué quiere decir eso!... tampoco planeo tener un bebé por el
momento-*le digo a la voz mirando para todos lados.... y notando como
la escena se comienza a desdibujar*


*El aire se hace más tibio. Puedo notar que se me dificulta respirar y que mis manos inmateriales parecen sudar*


- ¿Qué me pasa?-*pregunto cerrando los ojos frente a una luz cegadora*


*Siento que algo me aprieta la mano y que me da un jalón*


*Es entonces cuando abro los ojos y veo una puerta verde frente a mí. Sin pensarlo dos veces tomo su pomo dorado y lo tiro....*


- ¡BAAAAAAAAAAAAAAAM!-.


*Escucho un golpe cerca de mí*


- ¡Por Merlín!, ¿esto es Hogwarts?-.


:o!

Fenrir du Coudray

*Los tres salían de aquel salón por la puerta corrediza, aquel lugar
era en verdad gigante, cuando una silueta de color negro se acerca
contoneándose como una pantera*


-¿Pensaban salir?- preguntó Ángela


*Sus rostro era lizo y blanco como siempre, como el mármol de las paredes y muros de aquel lugar*


-Si amor, nos dirigíamos al restaurante del Señor Kiba- dijo Fenrir


*Ángela puso cara de asco rodando los ojos*


-No sé como les gusta ir a ese lugar, ese señor no vende más que carne casi cruda- replicó An


-Por cierto tus hijos dijeron que estabas en casa de una amiga- dijo Fenrir


-Sí, volví hace un rato-


-Claro-


*Los chicos y mi yo adulto empezaron a caminar hacia la puerta, dejando a la Reina de los vampiros atrás*


-Hasta cuando estaremos de éste modo Fen...-


*Su voz se interrumpió por el silencio, miré por todos lados pero
ya no había nada, sólo a la lejanía una puerta de color blanco con
grabados negros*


*Corrí hacia ella y en tan sólo 3 segundos la puerta blanca estaba frente a mí*


"Pensé que estaba mucho más lejos"


*Empujé la puerta. Un grito de terror y agonía cortó el silencio.
Miré todo al rededor, había cosas destruidas, a lo lejos un chico se
escondía, tenía un dedo en los labios en señal de silencio, miraba
hacia un bulto también escondido, caminé a ese bulto y era o de nuevo*


-Vienen los vampiros- susurró mi yo con voz preocupada

Num18

*Tan rapido como abri esa puerta, sali de ella. Me encontre frente a
una muy frecuentada calle de Paris. Los cafes estaban repletos esa
manana y el sol de mediodia ponia a trabajar a la ciudad. Atravese esa
calle lo mas rapido que pude antes de que una pequeno auto compacto me
arrollara*


- Algo debo encontrar por aqui.- *me dije a mi misma. Busque en las
direcciones de esa calle, pero no entendia ni dildo de frances. Tome
asiento en una silla desocupada de un cafe y llame al mesero sin antes
recordar que yo no existia y obviamente el mesero nunca llego. Lo
curioso es que no sentia hambre, sed, ni nada. Por lo menos..


Un hombre de aspecto sospechoso tomo asiento frente a mi. Tenia en
sus manos un libro y un cafe. Alzo un poco el libro, cuando pude leer
el titulo*


*En letras doradas y delicadamente impreso sobre la cubierta:
''Recuerdos de una Heroína: Mi guerra, por Sarihina Granger de M''.


Me puse de pie al leer el nombre del autor y trate de leer el libro
del hombre. Pero este, tomo de su cafe y volteo hacia arriba; me vio a
los ojos y con una sonrisa escondida en sus labios, dejo a un lado el
libro y se marcho con su cafe hasta desaparecer en Paris*


''O.o ok...''


*Aun de pie, leia al libro en la misma pagina que el hombre lo
dejo. Hablaba de una tragedia doble en el mes de Enero. Interesada,
lei, cuando un parrafo entero que pintado en tinta de color amarillo
fosforescente, me da a entender que habia pasado*


'' La historia en ese momento se me hace confusa…
Eran
más allá de las tres de la mañana cuando unos gritos me sacan de mi
sueño. Sin pensar mucho mis pasos me llevan frente a la chimenea y
entre el fuego miro- sin saber que sería la última vez- el rostro de
Mr Donell.

Me explica con rapidez que Deli ha tenido un
accidente muy grave. Que aún no sabe cómo sigue viva después de el,
pero que eso no es razón de alivio. Al parecer la única forma de
salvarla consiste en borrar parte de su memoria, y en ese momento Mr.
Laurent estaba arreglando todo para llevársela lejos de Londres, a un
lugar donde su salvación podría... ''




*El parrafo acaba sin tener sentido alguno y entonces le doy vuelta a la hoja*


''.. llevarse a cabo. Recuerdo que le pedí que me esperaran.
Que yo quería acompañarla, saber cómo estaba, ayudarla en lo que se
venía. Pero Mr. Donell me lo prohibió expresamente…
- En su estado no puede, lo siento- me dijo.
Y mis ojos se nublaron en lágrimas. ''



*Me senti mareada; caminaba tomada de cualquier superficie no
sabiendo que hacer. A unas metros del cafe llegue a dar, mire por la
ventana y cai sobre el vidrio de esta. Dos manchas hablaban y una
temblaba. Forze mi vista a identificar a las manchas, cuando vi una ves
mas a Laurent y a Delilah. Laurent hablaba con una mujer, y Delilah
temblaba acostada en el tipico sofa de psiquiatras*


- Y como ha seguido?.- pregunta la muggle.


- Ha dejado de llorar en las noches.. eso es algo bueno?.- *Laurent
acaricia el cabello de Delilah y la mira preocupado. Esta solo se
limita a ver sus manos que temblaban sin parar*


- Claro.. claro.. eso es un gran avance. Ya se le acabo el
medicamento?.- *la mujer muggle toma dos frascos de color naranja, y se
los da a Laurent* - Tienes los dibujos? mm... caballos de nuevo..-


*La mujer le arrebata el dibujo a la lunatica de Delilah, y esta
comienza a chillar y a golpear a la muggle. Laurent trata de separarlas
pero Delilah clavaba sus unas en el cuello de la psquiatra...


*Mi vista de nubla nuevamente con mis mareos y el repentino ardor
en mis munecas y costillas me tira al pavimento. Escucho como desde el
interior de ese lugar extrano llegan refuerzos a ayudar a la muggle.
Una larga aguja atraviesa la carne de Delilah, posicionandose en sus
venas. Siento como ella se niega y un nombre lo detiene todo*


- Mer.. mer.. Merlin.- *dicho esto, la voz de Delilah cesa y su
cuerpo cae rendido, haciendole el efecto de las mil medicinas que le
inyectaron*


''Donde estas amor? que te sucedio a ti en esta vision extrana?''


*Me arrastro por el suelo de concreto. Escucho mil cosas a la vez;
palabras en frances, autos, musica, y mas caballos. Nuevamente, la voz
misteriosa me acosaba. En que pienso? que se yo. Si quiero ver?
adelante.. muestrame! cualquier cosa menos esto porfavor! Cuando
acabara esto? Hola?.. sigues ahi?.....


*BZZZZZZZZZZZ*


* Un zumbido me mata. Y cansada, doy vueltas en medio de la calle,
cuando una puerta aparece sobre el pavimento. La abro, y entro sin
dudarlo*


[OFF: dios! t.t cutre post, pero postie (UN). Volvere u.u /OFF]

Sarihina

*Una batalla como nunca antes vista se situaba en Hogwarts. Criaturas
de los bosques, gigantes, centauros, vampiros, hombres lobos, magos sin
distinción batallaban entre sí como si su vida dependiera de ello*


"¿Qué es esto?"


*Entre un grupo de tres magos con uniforme reconozco la insignia de
Slytherin. A la cabecilla del grupo veo a Tom, y junto a él a mi prima
Verónica y a Draco lanzando hechizos a un gigante*


*A pasos rápidos camino hacia ellos, intentando no perder parte de su conversación entre los gritos del ambiente*


- ¿Voy a ver dónde está? -*grita Draco con su varita en alto. En
ese momento me parece que su gesto es más el de un adulto que el de un
adolescente*


*Tom niega con la cabeza y sonríe cuando su maldición golpea de forma perfecta a una criatura que cae unos metros más adelante*


- Voy yo. Sigan atentos por si la ven por aquí. Y si así es,
avísenme-.*ordena de manera autoritaria, corriendo con rapidez hacia el
castillo*


*Sin dudar, lo sigo a toda la velocidad que me dan mis pies. Nunca
me había dado cuenta que Tom corría tan rápido, de hecho eso me
sorprende bastante. Los hechizos y maldiciones se desprenden entre el
susurro de la noche y los rayos de colores. Sé que ninguno de esos
hechizos me golpeará, pero no puedo evitar temer que sí le hagan algo a
Tom. Por suerte él es más que hábil en el uso de la magia*


- ¡Tom!-*grita Bellatrix a la entrada del Castillo. Está más
despeinada que de costumbre, pero ninguna herida magulla su piel*-.
Estamos resistiendo, pero si no llegan los refuerzos del ministerio
pronto... no sé qué podrá llegar a pasar-.


*Tom ni siquiera la mira*


- Después...- *es lo único que grita al pasar junto a ella,
perdiéndose por las escaleras del castillo hacia los pisos superiores*


*Sube el primer piso a toda velocidad, tanto así que me cuesta
seguirle el ritmo. En el primer descanso se detiene unos segundos, y es
entonces cuando puedo notar el gesto de preocupación en su rostro. Su
mirada arrogante y autoritaria cambia, y se muerde los labios con
fuerza*


- Sari… ¿dónde estás?- *susurra para sí mismo*


*Yo puedo sentir que mi estómago se aprieta en ese segundo*





*Renueva las energías y Tom comienza a subir sin detenerse. Puedo
notar que su preocupación se hace latente, como si supiera que algo
malo está sucediéndole a la Sari de la visión en ese mismo momento*


- ¡Aaaahhh!- *se escucha entonces un grito agudo desde el séptimo piso*


*Sin pensarlo dos veces, Tom corre hacia el pasillo, blandiendo la varita en su mano*


*Frente a mis ojos es entonces cuando aparece una escena grotesca que me haría palidecer*


*Sangre… mucha, mucha sangre se esparce en el suelo. Un rastro de sangre que parece una marca suicida en la piedra gris*



*Tras Tom sigo el camino hacia la Sala de los menesteres, y en su
interior veo, iluminada por velas que se están por apagar, el cuerpo de
mí misma*


- ¡Amor!-*grita Tom acercándose al círculo*


*Pero la Sari del suelo se incorpora con un gran esfuerzo. Sus
brazos tiritan como si se fueran a romper, pero aún así se queda
medianamente sentada sobre el suelo. Desde donde estoy puedo notar que
sus ojos no brillan, y su piel pálida le dan un parecido a un fantasma,
a un eco, a un muerto en vida*


- No… Tom, no te acerques-*le dice en un susurro*-. Yo, yo lo siento…-.


*Puedo sentir el efecto que produce esa agónica mirada en el
semblante de Tom. Sus manos se cierran en puños y se queda quieto como
una estatua*


*El uniforme de Sari se encuentra empapado en sangre. Y puedo notar
que su blusa abierta dejan a la vista un vientre prominente que me
hacen, sin lógica alguna, llevar mis propias manos fantasmagóricas
sobre mi no existente barriga*


- ¿Qué pasó?-*pregunta Tom caminando lentamente hacia ella*


*Los ojos de Sari se repletan de lágrimas y las gotas caen sobre su piel*


- Debía ser así, Tom-*le dice intentando parecer fuerte*-. El bebé no podía nacer. Ellos así lo dijeron…-.


- Pero, Sari, yo los iba a proteger. Te juré que los protegería a ambos, sin importar qué sucediera-.


*Los ojos de Tom también se ahogan en lágrimas, mientras sus pasos
se detienen junto a Sari. Se agacha frente a ella e intenta tocarla,
pero ella lo detiene con una mano*


- No, Tom… ¡No me toques!-*grita alejándose… esparciendo la mancha
de sangre en el suelo*- ¡No merezco que me toques!... no merezco nada-.


*Dice entre hipidos, tomando desde un costado su varita y apretándola entre sus manos*


- Porque lo hice, Tom-*sigue diciendo, pero con la mirada clavada
entre los pliegues de su ropa ensangrentada*-. Lo maté. Maté al ser más
indefenso de este universo… maté al niño…-.


“Asesina, asesina….”*escucho una voz que murmura desde el ambiente, pero que la pareja no parece escuchar. Una voz que sólo yo escucho*


*Sari toma su varita en alto*


- Maté a nuestro hijo, Tom- *afirma Sari, sin inmutarse por el golpe que Tom da en el suelo al escuchar esas palabras*


-“Asesina… ¡asesina!”-.


- ¿Quién eres? -*le pregunto a la voz, viendo como Sari mueve la varita en el aire y un hermoso pegazo etéreo sale de de ella*


*Pero justo cuando Tom mueve la boca para decir algo, un humo
blanco invade la habitación. Aún algo noqueada por lo visto, y con las
lágrimas corriendo también por mis mejillas, intento caminar…*


“¿Y ahora qué?”


- Ya lo verás…-*me responde la misma voz*


*Y una puerta de madera, tan simple como las puertas de una casa
normal, se materializa frente a mis ojos. Tomo su pomo de metal y tiro
de él*


- ¡Mamá!-.


*Escucho que gritan al otro lado. Y sin dudarlo doy un nuevo paso hacia otra visión extraña*

Fenrir du Coudray

"Qué demonios pasa?


*Cerca de ahí pude escuchar a 3 vampiros hablar sobre encontrar al
perro, se veían preocupados, como si su existencia dependiera de
encontrar lo que sea que estuviesen buscando*


*En un abrir y cerrar de ojos los vampiros se vieron rodeados de 5
licántropos que los desmembraban sin piedad, uno de esos 5 lobos era
yo*


*Ahora que ya no estaba entre las sombras me pude ver mejor el
rostro, estaba desgastado, con el cuerpo cansado y la mirada llena de
tristeza y rabia a la vez*


-Al parecer eran novatos- dijo alguien


-Parece que ya no tienen vampiros fuertes- murmuró otra voz


*Mi yo futuro se dio vuelta y empezó a caminar con la mirada baja, detrás iba dejando un rastro líquido*


"Por qué lloras"?


-Qué es lo que le pasa a Fenrir?- preguntó desconcertadamente una voz joven


*Los demás cruzaron miradas tensas*


-Bueno es una larga historia. Hace varios años hubo una guerra en
el Ministerio de Magia contra Voldemort, en aquel entonces Fenrir
estaba feliz casado con Ángela, sí, la actual reina de los vampiros,
pues pasa que en esa guerra Fenrir mató al antiguo rey Viktor-


*Se hizo una pequeña pausa donde el narrador se lamía los labios por la resequedad*


-Cuando Ángela tomó el poder, mucho simpatizantes de Viktor no
estaban de acuerdo en que ella tuviera un vínculo con un licántropo,
según ellos, Ángela podría haber sido fácilmente manipulada por Fenrir.
Las cosas se pusieron tensas, los vampiros más viejos querían que ella
lo matara o lo dejara para siempre, Ángela por supuesto no aceptó-


-Fue entonces cuando un considerable grupo de vampiros iniciaron una caza para encontrar a Fen-


*Un silencio incómodo se hizo presente*


"Y qué pasó depués"?


-Fenrir y su hijo Sköll se encontraban en el bosque, su hijo había
heredado la transformación en luna llena, pero al ser mitad vampiro,
podía controlar la transformación y evitarla si quería, era aún muy
joven para dominarla y Fen le enseñaba como hacerlo-


-Fue entonces cuando un grupo de 10 vampiros los atacaron, era de
noche y no se veía muy bien, atacaron al muchacho, los vampiros lo
confundieron con Fenrir, pensaron que era él (Fenrir) quien se estaba
transformando, acabaron con el, murió ahí mismo en los brazos de su
padre, dicen que lo último que el chico dijo fue, "papá"-


*Todos tenían la mirada triste*


-Fenrir lloró la pérdida durante mucho tiempo, y la tristeza se
quedó en sus ojos, culpó a Ángela de lo pasado y ella quedó devastada,
ahora otro vampiro se nombró jefe temporal, a Hel la tienen escondida,
esa chica ya no es la misma de siempre, es como si una parte de ella
hubiese muerto cuando murió su hermano-



"Esto no puede pasar, necesito hacer algo para evitar esto, pero qué?"


*Estaba llorando lágrimas que no mojaban, estaba arrodillado con la
manos en el suelo. Todo se quedó en silencio, ya no había nada, sólo
una puerta enfrente de mi. No quería abrirla, temía lo que podía
encontrar*


-El futuro es algo incierto, cualquier mínima alteración puede cambiarlo-


*Era una voz que venía de la nada. Razoné lo que dijo y me prometí
que esa visión nunca sucedería, así tuviera que dar la vida por la de
mis hijos*


*Me levanté y abrí la puerta*


-Despierta dormilón...-



Num18

Caigo sobre un terreno donde el aire levantaba la tierra. El sol estaba
por desaparecer y pronto seria remplazado por la luna. Mas de un
caballo se escucha corriendo a poca distancia y con ellos, algunas
voces.


- Que gran regalo querida. Este caballo es muy fuerte, perfecto para la carrera del mes proximo.- dice una voz masculina.


- No hay de que amor mio! Solo yo se que te encantan los caballos.-

otra, esta vez femenina, le sigue.


- Hablando de caballos.. este.. Laurent te.. digo.. nos envio una
extrana oveja.- Un caballo se detiene, y la voz de la femina vuelve a
hablar.


- No confundas caballos con ovejas. Dime cuando envio la oveja.-


- Hace como tres meses.- otro caballo se detiene, esta vez con mas fuerza.



- No me mires asi Delilah! Tu sabes que al mudarnos a este lugar no
queria contacto con nadie. Y menos de el. Sabes que todo esto e spor
ti.. y por nuestros hijos.-


''O.O MERLIN!''


- Pero no dejas que ni tu propia hermana nos visite! Hasta te
amenazo de escribir un libro y hablar mal de ti!.- Una puerta se abre y
es cuando puedo ver los rostros de ese Merlin y de esa Delilah y dos
caballos. Entraban - al igual que yo - a un establo donde mas de diez
caballos comian, mientras la apreja discutia.


- PERO NADA DELI!.-


- NO ME HABLES ASI! Dime.. ademas de la oveja.. que mas nos envio?.-

Delilah comenzaba a calmar su voz.


- Nada. Podrias ir a mi oficina por las llaves de el nuevo establo
para ''Ellie''.- Merlin acaricia el lomo del caballo que Delilah le
habia regalado.


Delilah voltea sus ojos. - Y decir que te importan mas tus caballos que nuestro matrimonio.- susurra.


Sigo a Delilah por el interior de su casa, hasta la oficina de su
esposo. Muchos papeles estaban tirados en aquella estrecha habitacion.
Delilah se acercaria al escritorio y dejaria a un lado muchos papeles.
Encuentra las llaves... y unas cartas. Delilah y yo comenzamos a pensar
en mil historias aterradoras involucrando a Merlin, y mas razones para
separarse.


Curiosa, lee los nombres. Sarihina, Fenrir, Lilly, Laurent, Pau,
etc etc. Todas de diferentes partes del mundo. Delilah abre una de
Laurent, una que decia:


'' Querida Deli.. talvez sea muy tarde para cuando leas esto.
Pero te extrano. Y por tu bien y por el bien de tus hijos, vete de ahi.
Mis fuentes me dicen que los planetas estan extranamente alineados, y
la mala suerte cae sobre ti. Toma a tus hijos, y vete de ahi. Algo en
tu casa, no se que, corrompe la paz.

posdata: perdona la forma en la que te envio este mensaje. Pero espero verte pronto por las calles de Paris''.



Delilah y yo nos quedamos en shock. Delilah no duda en tomar las
llaves y en buscar a sus hijos que dormian en sus respectivas cunas.
Los toma en sus brazos y corre al establo.


- Ellie.. que linda eres.- Merlin alimentaba a su caballo nuevo.


- MERLIN!.- grita Delilah. - Las llaves.-


Merlin voltea extranado al verla con sus tres hijos en sus brazos.
Deja al caballo a un lado y le presta toda su atencion a su esposa.


- Que demoni..-


- Merlin.. creo que.. seria mejor.. digo por el bien de ellos que..-


Una repentina tormenta se devora el poco sol que quedaba y vuelve
las nubes anaranjadas en nubes de tormenta. Los caballos comienzan a
saltar y patear. Las puertas del establo se cierran: dejando a ambos
sujetos e hijos dentro con los caballos.


Una brisa malvada (O.o) recorre nuestros cuerpos como escalofrios.
Y la luz artificial del establo se apaga y con esto llegan los
mortifagos.


...


''Que paso despues?'' me pregunte al ver que yo ya no veia nada.


El silencio se vuelve una luz blanca y cegadora. El tiempo no
parece avanzar dentro de aquella dimension. La voz que anteriormente me
asustaba vuelve a la escena.


- LLegaron y trataste de defender a tus hijos. Descubriste que
Merlin habia entregado a tus hijos debido a que tu vida peligraba.
Escapaste de ahi con tus hijos entre tus brazos, pero un caballo te
alcanzo. Tus hijos cayeron por diferentes portales a otros lugares, y
moriste tres veces. Laurent llego y retrocedio el tiempo para que tu
pudieras vivir. Eso te costaria la memoria. Merlin renuncio a ti y se
fue a vivir al norte de Inglaterra.-


- Por que?.- pregunto yo.


- *la voz rie* Ese era el destino.-


Una chica con el cabello rubio y rizado aparece junto a mi. Le sonrio a ella mientras la voz sigue hablando.


- Y ahora depende de ti. Que decides?.-


Dos puertas aparecen frente a mi en ese espacio casi vacio.


- Tu dime cual escoger.- le pregunto a la chiquilla. Esta sonrie, y me lleva a la puerta izquierda.


De la puerta que escogeria encontraria un camino que me llevaria a
lo desconocido, y yo decidi ir por el camino mas largo. Pero con mirar
al cielo a una noche estrella bastaria para encontrarme no muy lejos de
ti.


[OFF: FIN DEL POST POR MI PARTE! /OFF]

Sarihina




*El humo me impide ver bien la escena que se presenta frente a mis
ojos. El aroma de cirios encendidos se cuela por mi nariz, mientras
distingo las llamas de sus mechas que forman un círculo perfecto a mi
alrededor*


*Pronto me doy cuenta que me encuentro en el centro de la Mansión
Black. Frente a mí veo a una figura que está agachada en el suelo, con
su cabeza cubierta por una capucha. Noto en el ambiente un fuerte grado
de tensión, como si una sentencia de muerte estuviera pronto a
establecerse*


- Mamá...-*dice una voz sentada en un trono en los lindes del
círculo formado por las velas*-... mamá-*repite con un dejo de ironía*


*De pronto aquel se pone de pie. Avanza con pasos elegantes hacia
la persona agachada en el suelo y deja su varita apuntándola sin verse
afectado por ello*


- ¿Qué te parece en lo que me he convertido?-*pregunta con una voz
potente*-. ¿Qué te parece lo que he llegado a ser?. Es impresionante,
¿no crees?. Más que impresionante... es mágico-.


*Su cuerpo se agita por una carcajada y comienza a caminar, rodeando a la mujer que sigue agachada*


- ¿Ya no hablas?. ¿Acaso te comieron la lengua?-*sus pasos se
detienen y entonces puedo ver las facciones entre la oscuridad de la
capucha que también cubre su rostro*-. ¡Habla, maldita sea!- *grita
moviendo su varita, y con un hechizo no verbal rompe la capucha de la
mujer, dejando al descubierto su identidad*


*Me es muy extraño verme a mí en unos veinte años más. Mi piel
denota los primeros signos del cansancio y lucha, reflejados en arrugas
a los lados de mis ojos. Estoy pálida. Mi cabello lo llevo corto, sobre
los hombros, y de mi cuello cuelga un collar que me es familiar... el
collar que Tom me regaló para nuestra primera navidad como novios en
Hogwarts*


- ¿Qué quieres que te diga?-*responde Sari elevando la mirada hacia
el frente*-. ¿Qué me alegro por ti?, ¿que esto es lo que sueña
cualquier madre para su hijo?. Yo quise impedir que esto sucediera...
realmente quise hacer algo para que no llegáramos a esto-.


*El hombre camina y queda a sólo unos centímetros de la espalda de
Sari. Con su andar veloz la capucha cae sobre sus hombros, revelando
las facciones de un joven de veinte años. Es atractivo, de ojos
turquesa y el cabello castaño. Su contextura es delgada, y su mirada me
recuerda a esa arrogancia de Tom cuando se enfrentaba a sus compañeros
de Casa*


- ¡Querías matarme!, esa era tu solución. ¡Botarme como un perro!-.


*Sari cierra los ojos y puedo notar que desea llorar, que realmente quiere hacerlo… pero no puede*


- Eso no es verdad- *replica sin elevar su tono de voz*-. Si te
mandé lejos fue porque sólo así podía evitar que ellos te encontraran.
Pero cuando me avisaron que Vero y el niño habían muerto por un ataque
de un grupo extraño a su mansión, pensé que ellos también habían
acabado contigo. Que su plan siempre había sido deshacerse de ti-.


- ¡Mentiras!-*dice el joven con un tono casi extasiado*-. Sólo que
no te molestaste en buscarme, todo lo contrario, era mucho más fácil
para ti deshacerte del problema y comenzar de nuevo… ¿no?. Sin hijo,
sin familia, con una nueva pareja…-.


*Es entonces cuando Sari se voltea violentamente. Sus labios están
contraídos, y mostrando su agilidad- lo que me alivia, al menos seguiré
siendo ágil a esa edad-, se pone de pie, enfrentando al joven con una
dura mirada*


- Todo lo hice por ti. Si le mentí a Tom, si le dije que te había
matado, si aparenté un aborto, si me escondí durante meses después del
parto, si sobreviví a pesar de la muerte de Mr. Donell, de Deli y de mi
hermano, si me sobrepuse a todo eso yo sola… fue por ti. Porque tu
seguridad era lo primero para mí, lo más importante en este mundo…-.


*Sari avanza unos pasos y queda frente a frente con su hijo. Puedo
notar que su mirada es poseída por un extraño gesto de nostalgia, y sé
que ella, al igual que yo, pudo ver de inmediato el parecido entre el
joven y Tom*


-… nunca olvidé a tu padre y pensé mil veces en decirle toda la
verdad mientras estaba sola escondida en una casa al sur de Irlanda.
Pero él era el primero bajo sospecha, y si acudía a él era mucho más
fácil que se dieran cuenta de todo. Es por eso que me comuniqué con
Draco. Sólo él podía ayudarme. Nadie sospecharía que el bebé no era de
él, aún menos dándose la casualidad que Vero estaba a punto de dar a
luz. ¿Cómo querías que adivinara que ellos descubrirían igual tu
paradero?. ¿Qué más podía hacer yo, escondida entre la gente para no
ser torturada a punta de cruciatus para no decir la verdad sobre ti?-.


*La mano del joven se eleva en ese momento, y con una fuerte descarga golpea la mejilla de Sari… botándola al suelo*


- Eres un asco-*escupe con sus ojos brillantes*-. ¡Me das asco!. No
sé cómo nací de ti, cómo tú, una criatura insignificante, pudo darme la
vida… pero sabes, eso ya no importa. Porque da lo mismo si lo que dices
llega a ser verdad. Lo único importante es que no te preocupaste en
buscarme, y que mientras tú vivías tu segunda luna de miel en quizás
dónde, ellos no sólo me enseñaron para ser lo que soy hoy, sino que
también se preocuparon de eliminar todo lo que me ataba a algo más que
a mí mismo. Ellos fueron los que mataron a Riddle, y también ellos
fueron los que deshicieron todo lo que de ti había en mí… comenzando
por ese afeminado color de ojos-.


*Las llamas de los cirios ondean con la llegada de una suave brisa.
El labio de Sari sangra, roto por el golpe recibido, pero en sus ojos
aún no hay rastro de lágrima alguna. Sus manos están encerradas en un
puño, escuchando la voz de su hijo que parece la de un déspota, un
inhumano sin alma alguna. Hasta yo siento un nudo en el estómago al ver
a ese hombre que podría ser parte de mis entrañas algún día. Y es por
lo mismo que el aire me parece sofocante, tanto por las lágrimas que sí
corren por mi rostro inmaterial, como por el dolor que siento en mi
vientre en ese momento*


- Pero ha llegado el momento de mi venganza. Nací con este don
maravilloso que me permite hacerte sufrir la peor de las torturas sin
varita alguna-*una sonrisa se dibuja en su rostro y es entonces cuando
puedo notar que se parece mucho a Tom poseído por Voldemort*-… y de
corazón-*murmura con burla*- espero que te duela…-.


*Y Sari grita convulsionándose en el piso, mientras sus ropajes se
comienzan a empapar. Mis ojos buscan en el joven qué puede estar
causando eso, pero lo único que logran ver es su sonrisa, sus ojos
turquesa y las arrugas que se forman en el rostro y en la piel de Sari
a la vez que una gran charco fluye bajo ella*


- ¿Qué está pasando?-*pregunto hacia el cielo con desesperación*-.¿Qué tipo de magia es esa?-.


- Una magia muy antigua… una suave bendición o profunda maldición- *responde una voz*


- ¿Y qué puedo hacer para evitar que mi hijo la tenga…?, ¿qué debo hacer…?-.


*Escucho una risa que se escapa de los labios del joven y pronto la
escena se llena de humo, impidiéndome distinguir qué sucede en la
visión*


- No es tu hijo quien la tendrá… sino el hijo de Tom Riddle el que la padecerá-.


*Y el humo se disipa de golpe, mostrándome al inicio del pasillo
lleno de puertas, y sobre mi hombro siento la mano cálida de Mr.
Donell*


- ¿Estás bien?-.


[OFF: NW en honor a Deli. Esta fue mi última visión... y se acerca el final :o/OFF]

Fenrir du Coudray

*Me miraba a mí acostado en una amplia cama, toda la habitación estaba
inundada por la luz matutina del sol, las ventanas abiertas hacían que
el aire se colara por ellas, haciendo que las cortinas se movieran como
si alguien estuviese escondido detrás de ellas*


*El yo que veía tumbado en la suave cama se movía entre sueños, me
acerqué un poco para poder escuchar los suaves murmullos que decía,
repetía constantemente el nombre de Sköll una y otra vez, otro nombre
salió de mi boca, fue el de Deli, junto con su nombre una pequeña
lágrima se deslizo por el rabillo del ojo*


*La puerta de esa habitación se abrió y Ángela apareció, caminó
hasta donde me encontraba y me dio pequeñas sacudidas en el hombro,
diciendo una y otra vez, Despierta dormilón*


*Mi yo futuro despertó mirando en dirección a las ventanas*


-Deli- murmuró bajamente


-¿Soñabas con Deli?- preguntó ella


*Asintió aún con la mirada perdida, luego, miró a su esposa y le
preguntó por sus hijos, Jugando, le dijo ella y le beso en su frente*


-Alguna vez me dirás que son esos sueños extraños que tienes?,
desde que Sari y tu volvieron sin Deli, no hay noche que no sueñes-


*Fenrir negó con la cabeza y le regresó el beso a Ángela*


-Te lo diré cuando el futuro que tanto temo pueda llegar a ser una realidad-


*Angie puso cara decepcionada, y salió de la habitación, diciendo que tenía cosas que hacer con el Tratado de Razas*


*Fenrir se puso de pie y caminó lentamente hacia la ventana, con
una mano deslizó las cortinas, la claridad de fuera lo cegó un momento,
cuando se hubo acostumbrado a la luz, vio un jardín enorme, con pasto
verde recién cortado y flores de diversos colores*


*Me puse detrás de él, dos niños que podrían pasar por idénticos,
salvo por la chica que tenía le pelo largo, jugaban corriendo tratando
de alcanzar una mariposa, Sköll caía al suelo y se ponía a llorar, Hel
su hermana lo abrazaba tratando de consolarlo. La pequeña miró hacia la
ventana donde los dos Fenrir se encontraban, le susurró algo a su
hermano y los dos voltearon sonriendo, saludando a su padre con la
mano. Ambos regresamos el saludo*


*Mi futuro se apartó de la ventana y camino hacia un escritorio,
sacó papel blanco y un sobre, un tintero y una pluma de águila. Tomó
asiento y empezó a escribir*


*Me asomé por encima de su hombro para poder leer lo que escribía*



Sari:

Los sueños no dejan de seguirme, las noches son
una pesadilla, siempre que cierro los ojos veo a mi hijo siendo
asesinado por los vampiros, y siempre termina con el rostro de Deli
sonriendo.
¿Es esto una señal?, si es así, ¿qué significa?. Siento
que ese sueño trata de decirme que el futuro que vi en aquella puerta
aún es posible y que tengo que hacer algo para evitarlo. He hecho
varias cosas para crear una alianza entre las dos razas, pero creo que
aún debo hacer algo más, pero no sé que.
Lo que me intriga es que
Deli aparezca, siempre la sueño con una sonrisa en sus labios como
diciendo que nos veremos pronto, han pasado varios años ya y no ha
regresado, ¿pero sabes?, últimamente siento su presencia, quizá me esté
volviendo loco, pero la siento de verdad.
Todo está bien por acá, los niños cada vez más grandes y Angie hermosa como siempre. Espero saber de ti pronto.

Con cariño, Feny.




*Dobló el papel blanco en cuatro y lo metió en el sobre, con cera de color azul turquesa selló el sobre*


-Luinil- dijo


*Una lechuza negra con un lunar blanco en la frente apareció en la
ventana, voló hasta donde estaba Fenrir y éste le dijo que le llevara
la carta a Sarihina. La lechuza ululó y se fue volando. Ambos, el
Fenrir futuro y yo, nos acercamos a la ventana viendo la mota negra
dibujada en el cielo azul sin nubes, que se alejaba volando*


-Papá, ven-


*Los gemelos habían gritado al unísono, estaban con Ángela mirándome. Sonriendo*



"Este es el futuro que quiero?"


*Unas finas lágrimas caían por mis mejillas, me arrodillé y lloré*


-Feny..., estás bien?-


*Era la voz de Sari que me llamaba. Había regresado*

Sarihina

- Sí, estoy bien-.


*Respondí algo más pálida de costumbre, justo en el momento que la figura de Fen aparecía de pie junto a mí*


- Feny, ¿estás bien?-.


*Mi amigo ladeó su cabeza y me miró. Pude notar la angustia en sus ojos y que su piel también estaba algo pálida*


- Sí, creo que sí-.


*Mr. Donell miró a Merlín. El mago estaba frente a la puerta. Sus
ojos estaban cerrados y su ceño contraído sobre sus cejas canosas*


- ¿Y Deli y Laurent?-*preguntó*-. Debían llegar al mismo tiempo, ¿no?-.


*El mago se volteó intempestivamente hacia nosotros y pude notar
que una profunda arruga cortaba su frente. Su mirada se posó en Fen y
en mí. Luego miró a Mr. Donell y nos señaló*


- Pasó lo que temíamos- *dijo mostrándose más serio que de
costumbre. En ese momento comprendía a qué se debían las leyendas que
hablaban de él*-. Haz lo planeado-.


- ¿Ahora?-*preguntó Mr. Donell con un tono de alarma que no era común en él*


*Merlín lo miró con determinación y avanzó sin cojera alguna hacia mí. Su mano huesuda tomó mi hombro y me dijo:*


- Cierra los ojos-.


*Me volteé a mirar a Mr. Donell y él se puso frente a Fen, tomando sus hombros al igual que Merlín había tomado los mios*


- ¿Habrán más visiones?-*preguntó Fen*


*Mr. Donell soltó una mano del hombro de Fen y buscó mi mano, apretándola levemente para luego soltarla*


- Sólo cierren los ojos-*ordenó Merlín una vez más*


*Y dirigiéndole una última mirada a Mr. Donell, hice caso del
pedido... sin pensar que al abrir los ojos nuevamente estaría muy lejos
de ese lugar y de esa época. Sin Mr. Donell, sin Mr. Laurent, sin
Merlín y sin Deli....


... solos Feny y yo respondiendo preguntas...


...enfrentando nuestros más terribles temores*


The End.

[OFF: Gracias por el post a los dos. Fue un agrado postear con ustedes. Los adoro, lo saben =) /OFF]

_________________
Bienvenid@ a Harry Potter Fans
Invitado porfavor respeta las normas, consigue puntos
y pásatelo bien


avatar
Joni_rod
Antiguo Jefe de Ravenclaw

Cantidad de envíos : 1094
Edad : 25
Localización : En el Despacho
Fecha de inscripción : 13/05/2008

Hoja de personaje
Pareja Pareja: Soltero
Raza / Poder Especial Raza / Poder Especial: Humano
Bando Bando: Auror

http://www.hpforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.